martes, agosto 05, 2014

De verdad que te extrañaba

Mucho tiempo sin ir como se debe. Al fin pude volver a sentir el estar en medio del mar a las 7 am esperando las olas que trae el amanecer. Fue poco tiempo, pero valió cada uno de los minutos que estuve ahí. Extrañe no poder ir a la casa de la abuela, es raro estar allá y no poder hacer todo lo que antes hacíamos, sin embargo Pichilingue es sin dudarlo el mejor lugar de Acapulco, poca gente, cero vendedores, tranquilidad y el hermoso mar de Acapulco. Por la noche, escuchar el romper de las olas recordándome que estoy vivo y que eres gran parte de esa fuerza que me hace levantarme cada mañana a dar un poco mas. La mejor decisión fue llevarme ese Luigi Bosca que tanto me estuvo haciendo ojitos la última semana y dejar que me acompañara durante la noche con una de las mejores pláticas en años.

 Que chingón es darte cuenta que cada una de las decisiones de las que dudaste en algún momento fueron las mas acertadas que pudiste tomar.

No hay comentarios.: